Neuralgia Occipital o Neuralgia de Arnold.

 

¿Sientes un dolor de cuello que se irradia hacia la cabeza y que finalmente te provoca dolor de cabeza? Frecuentemente, estamos mirando de forma continua hacia arriba, por ejemplo, al estar trabajando delante del ordenador, en casa o en la oficina… Todo tipo de pantallas forman ya parte importante de nuestras vidas, por lo que este tipo de dolor cervical es cada vez más frecuente. 

En realidad, se debe a la compresión de unos pequeños nervios que nacen en la parte posterior de la nuca y viajan hacia la cabeza, rodeados de un importante grupo de músculos, entre los que pueden quedar comprimidos o atrapados. Estos son los nervios occipitales, mayor y menor, que se forman a partir de las raíces nerviosas de los niveles C1, C2 y C3.

Parece ser más frecuente en mujeres de edad media, de unos 50-60 años, en quienes se genera un dolor occipital que va hacia el vértex de forma paroxística (latigazos, calambres) o continua. Generalmente, es un dolor unilateral, de carácter punzante que puede incluso llegar hasta la zona posterior a la oreja, región temporal, parietal, frontal y por detrás del propio ojo, lo que puede deberse a su estrecha relación con el nervio trigémino.

NEURALGIA OCCIPITAL O NEURALGIA DE ARNOLD

El diagnóstico de esta neuralgia es habitualmente clínico, es decir, la propia sintomatología nos indica que la compresión de los nervios occipitales puede ser la causa de la cefalea y el dolor cervical. 

El tratamiento puede realizarse desde con analgesia habitual, a base de antiinflamatorios, o bien escalar a fármacos más específicos como antidepresivos (amitriptilina), o bien antiepilépticos (gabapentina, pregabalina, duloxetina). Además, contamos con varias infiltraciones que pueden ser realmente útiles, tanto en la confirmación del diagnóstico, como en el alivio del dolor.

Éstas son la infiltración de los nervios occipitales con corticoide y anestésico local guiada con ecografía o el bloqueo con toxina botulínica de la musculatura cervical que los rodea. Como técnicas más avanzadas, en casos de dolor más refractario, se pueden utilizar la radiofrecuencia de los nervios occipitales y el bloqueo de las primeras raíces cervicales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies